domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº2048

Social | 3 jul 2024

Actualidad

Todos somos Loan: el caso cada vez salpica más y hasta crecen las dudas sobre el accionar del propio gobernador de Corrientes

A 20 días de la desaparición de Loan Peña, los peritos de la Policía Federal consiguieron abrir el teléfono celular de Laudelina Peña, la tía del nene de cinco años y quien el sábado declaró que a Loan lo habían atropellado; también el de la ex funcionaria Victoria Caillava y el de su pareja, el ex capitán de navío de la Armada, Carlos Pérez.


La declaración espontánea Laudelina el sábado a la madrugada en la Fiscalía de Investigaciones Complejas de Corrientes llamó la atención no sólo porque la investigación está en manos de la Justicia Federal; sino que conmocionó a todos al declarar que su sobrino estaba muerto tras haber sido atropellado por la Ford Ranger de Caillava y Pérez, cuando se retiraban de la casa de la abuela Catalina.

Sus dichos no pasaron desapercibidos, no sólo porque mantuvo (y mantiene) a un país en vilo, por la búsqueda de la criatura que desapareció el 13 de junio, sino y fundamentalmente por la repentina aparición del gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, quien aseguró que se había dado “un gran paso en la resolución del caso Loan”, luego de la declaración de la mujer.

Fue el propio Fabián Améndola, uno de los abogados del estudio de Fernando Burlando (están llevando adelante la defensa de María, la mamá de Loan), quien señaló al abogado de Laudelina, José Codazzi. “Tiene relaciones con el gobernador de Corrientes”, dijo, y advirtió que el traslado de Laudelina a un hotel había sido “un movimiento extraño”.

Así las cosas, en la jornada de ayer, los peritos de la División Pericias Telefónicas de la Policía Federal, lograron abrir los 12 teléfonos que estaban incautados y a partir de ahora comenzarán a analizar si hay llamadas cruzadas no sólo entre los detenidos, sino también entre el resto de los integrantes de la familia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias