jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº1905

Actualidad | 23 ene 2024

Actualidad

¿Existe la currocultura? Contratos millonarios con "vueltos a la gorra" entre políticos, artistas, funcionarios y ¿representantes? Luego de la carta abierta firmada por artistas, Milei le respondió a Suar

Al comienzo de esta semana y luego de las declaraciones de Adrián Suar del pasado fin de semana relacionadas a la Ley Ómnibus, el presidente de la Nación Javier Milei, le respondió al productor y sentenció: "Yo tengo que elegir si ponemos los recursos del Estado para financiar películas que no mira nadie, o si ponemos esa plata para darle de comer a la gente".


El pasado sábado, el productor y actor Adrián Suar, se refirió a las reformas que ha impulsado Javier Milei para la Ley Ómnibus y se mostró en contra, al igual que otros artistas que juntaron más de 20.000 firmas y elevaron una carta abierta para manifestarse.

¿Qué dijo el 'Chueco'? Suar declaró que espera "que no salga la ley". Y agregó: "Le falta reflexión y debate. Se meten con la cultura como si la misma, en un país, no fuese nada; como si sólo fuese un valor tangible desde lo económico. Personalmente, cuando escucho hablar de la cultura en término económicos, veo que es una mirada que entristece y empobrece".

A partir de esto, este lunes quien respondió fue el propio jefe de Estado, y sentenció: "No podés mentirle a la gente. Él lo que está haciendo es la defensa de un privilegio". Y completó: "Lo que pasa es que no hay plata y si no hay plata, yo tengo que elegir si ponemos los recursos del Estado para financiar películas que no mira nadie, pero para mantenerle alto el nivel de vida a ciertos actores de cierto espacio político, o ponemos esa plata para darle de comer a la gente".

Sabido es que muchos municipios, gobiernos provinciales y gobiernos nacionales anteriores, han firmado contratos millonarios con ciertos artistas. Sin embargo, cuando la sociedad de cada lugar, analiza la gestión de quien está gobernando, nadie se explica cómo se pueden pagar contratos millonarios de casi 40 millones de pesos, como sucedió con Lali Espósito (un contrato de 37 millones, con el gobierno de la provincia de La Rioja que fue pagado POR DECRETO), siendo la situación de decadencia que acarrea la Argentina desde hace rato y en todo sentido de la palabra. Asimismo -y haciendo hincapié en esto-, el gobernador Ricardo Quintela, acaba de pedir y de gestionar una cuasimoneda porque "no le alcanzaba para pagar los sueldos"... Estas situaciones se vienen repitiendo de distintos modos, aunque no se den a conocer, en los diversos municipios y provincias donde nadie se explica cómo falta alumbrado, cloacas, asfaltado de calles, refacción de escuelas en las que los chicos no tienen los elementos básicos para estudiar; pero sí hay dinero para arreglar los contratos millonarios con los 'representantes' de artistas o directamente con ellos.

Entonces, con la excusa del lado de la política que, generalmente, -y se da la casualidad- se hacían, más que nada, durante las campañas y no sólo ello, sino siempre bajo la excusa de que "los espectáculos serían gratuitos"; en realidad, no lo son puesto que los artistas cobran (y mucho; los contratos con ¿vueltos "a la gorra"?) justamente por esta negociación entre los funcionarios de turno (del ámbito municipal, provincial o nacional) y sus respectivos representantes.

Por tanto, no sólo que no es gratis sino que nadie termina de saber (y mucha gente siempre sospecha) de cuál será el verdadero valor del espectáculo contratado. Es decir, que muchos ciudadanos se preguntan si no es una verdadera oportunidad para "oportunistas" (valga la redundancia). Moraleja: de gratuito no tienen nada. Los ciudadanos, por más de que no les cobren la entrada, en realidad están pagando la entrada a través de los impuestos. Si además les cobrasen el acceso, la pagarían dos veces...

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias