jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº1905

Actualidad | 18 ene 2024

Inmobiliario

Gracias a la derogación de la ley, mejora el mercado de alquileres y se benefician todos: inquilinos, propietarios y corredores inmobiliarios

Desde la promulgación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023 por el presidente Javier Milei, el mercado de alquileres en Argentina ha experimentado una revitalización notable.


A más de dos semanas de la entrada en vigor del nuevo régimen para alquilar, el cambio ha sido casi instantáneo. Los propietarios, quienes previamente se mostraban reticentes a poner sus inmuebles en alquiler por una pésima legislación vigente hasta fines del 2023, ahora se sienten protegidos y respaldados por las nuevas normativas que aportan coherencia y previsibilidad al mercado.

La medida llega como un alivio después de dos reformas anteriores que, lejos de beneficiar al sector, lo sumieron en una crisis sin precedentes. Increíblemente una modificación fue peor que la otra.

Durante este periodo de turbulencia, numerosos profesionales de distintos sectores, incluyendo el inmobiliario, advertimos sobre el desastre inminente y que esas modificaciones serían muy perjudiciales para todas las partes.

Pero el sector no fue escuchado y se decidió seguir adelante en algo que estaba condenado al fracaso, más con los altos índices de inflación que hacia la imprevisibilidad una de las variables más preocupantes entre los propietarios e inversores.

Cómo está la oferta hoy

Actualmente, la proyección del mercado de alquileres se observa con una moderada recuperación, con miras a incrementarse la oferta en los próximos meses Sin dudas, las modificaciones que llegaron con el DNU 70/2023 produjeron efectos positivos en tiempo récord.

Como bien se dice, "cuando hay previsibilidad y seguridad jurídica, el comprador invierte, coloca sus propiedades para alquilar y quien precisa alquilar encuentra múltiples alternativas". Este escenario beneficia tanto a propietarios como a inquilinos.

Cuando hay diversidad de ofertas, si a una persona le parece que un precio es elevado, tiene la posibilidad de no tomar esa oferta, pudiendo elegir aquellas que sean más atractivas y ajustadas a sus posibilidades.

A diferencia de otros mercados donde grandes empresas poseen cientos de departamentos, en Argentina la mayoría son propietarios individuales.

Por lo tanto, no existe la cartelización, como puede ocurrir en otros rubros y países. 

En la gran mayoría del contrato, se fomenta una vinculo más humano y duradero entre propietario e inquilino, donde el objetivo común es mantener una buena relación y asegurar que el contrato sea beneficioso y perdurable.

A resumidas cuentas, las nuevas reglas del juego para alquilar inmuebles en Argentina han marcado un antes y un después en el sector. Estas normativas han generado un entorno más equitativo y beneficioso para todas las partes involucradas, sentando las bases para un mercado de alquileres más sano y sostenible.

Por Diego Migliorisi (abogado, escritor, corredor inmobiliario, magister en comunicación política y electoral, especialista en seguridad pública, vivienda y altas tecnologías. Ceo de Migliorisi Real Estate. Fundadores de AALCC y 1770 Argentina Manuel Belgrano)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias