jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº1905

Actualidad | 18 ene 2024

Política

Histórico discurso de Javier Milei en Davos, lo posiciona como un nuevo líder mundial: criticó al socialismo, al aborto, a la agenda feminista, a los medios, al control poblacional y a los globalistas... Faltó pandemias & vacunas

En la jornada de ayer, el presidente Javier Milei pronunció un fuerte discurso en el Foro Económico Mundial en Davos donde criticó las ideas socialistas y defendió el capitalismo y las políticas del mercado. “El capitalismo de libre empresa es la única herramienta que tenemos para terminar con el hambre y la pobreza del planeta”, dijo el libertario.


“Hoy estoy acá para decirles que Occidente está en peligro. Lo está porque aquellos que supuestamente deben defender sus valores se encuentran cooptados por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo y, en consecuencia, a la pobreza. Nosotros estamos acá para decirles que los experimentos colectivistas nunca son la solución a los problemas que aquejan a los ciudadanos del mundo sino que, por el contrario, son su causa. Créanme, nadie mejor que nosotros los argentinos para dar testimonio de estas dos cuestiones”, fue el inicio del discurso de Javier Milei en Davos.

A lo largo de los más de 20 minutos que duraron sus palabras, el presidente aseguró que el capitalismo de libre empresa “es el único sistema” que puede “terminar con la pobreza en el mundo” y afirmó: “La conclusión es obvia: lejos de ser la causa de nuestros problemas, el capitalismo de libre empresa como sistema político económico es la única herramienta que tenemos para terminar con el hambre y la indigencia a lo largo y ancho del planeta. La evidencia empírica es incuestionable”.

Por su parte, el líder de La Libertad Avanza continuó con su defensa a sus ideales y subrayó que, en la actualidad, el “mundo es más libre, más rico, más pacífico y más próspero que en ningún otro momento de la historia”. Y enfatizó: “Esto es cierto para todos, pero mucho más para aquellos países libres donde respetan la libertad económica y los derechos de propiedad de los individuos. Aquellos países que son libres, son 12 veces más ricos que los reprimidos”.

Sabido es que el mandatario está en contra de la legalización del aborto, al que calificó como “tragedia” y lo incluyó dentro de una serie de políticas que el socialismo ha logrado instalar en países que desarrollan el capitalismo. “Otro de los conflictos que los socialistas plantean es el del hombre contra la naturaleza. Sostienen que los seres humanos dañamos el planeta y que debe ser protegido a toda costa, incluso llegando a abogar por mecanismos de control poblacional o la tragedia del aborto”, argumentó.

En ese sentido y atacando también al feminismo, el presidente comentó: “Los socialistas cambiaron la agenda y reemplazaron la lucha de clases por otros supuestos conflictos de clases como la ridícula pelea antinatural entre el hombre y la mujer. La agenda del feminismo radical devino en mayor intervención del Estado, darle trabajo a burócratas que no aportaron nada en la sociedad sea en formato de Ministerios de la Mujer u organismos internacionales para promover esta agenda”.

En otro tramo de su discurso, Milei criticó duramente a los socialistas de quienes expresó que se “vieron obligados a cambiar la agenda, dejando atrás la lucha de clases basada en el sistema económico para reemplazarla por otros supuestos conflictos sociales”. Y sumó: “Buena parte de las ideas aceptadas en Occidente son variantes colectivistas, ya sea que se declamen comunistas, fascistas, nazis, socialistas, socialdemócratas, keynesianos, progresistas, populistas, nacionalistas o globalistas. En el fondo no hay diferencias sustantivas, todos sostienen que el Estado debe dirigir la vida de los individuos”.

Por su parte, el presidente también criticó a los “organismos internacionales, la política y la teoría económica” por la demonización que tienen sobre el sistema capitalista. “¿Cómo puede ser entonces que desde la academia, los organismos internacionales, la política y la teoría económica se demonice un sistema económico que no sólo ha sacado de la pobreza más extrema al 90% de la población mundial y lo hace cada vez más rápido, sino que además es justo y moralmente superior?”, sentenció.

Para dar por terminada su primera intervención como presidente en el Foro Mundial, el economista, dejó un deseo para Argentina: “En Argentina solemos decir que nuestro país siempre va a contramano del mundo. Hoy nosotros estamos volviendo a abrazar, luego de cien años de penumbras, el modelo de la libertad. Espero que esta vez, Argentina y el mundo recorramos juntos el camino de la prosperidad”.

Vale destacar que, además de que el discurso del presidente argentino fue el de mayor repercusión de todo Davos, los presentes en el Foro Mundial coincidieron en que nunca se había visto un recibimiento como el que tuvo Javier Milei por parte de los asistentes. El propio ministro de Economía, Luis Caputo, se refirió a esto y señaló que nunca había notado "tanto interés de empresas para invertir en la economía real". Y completó: "Todos asombrados con los cambios y la mayoría preguntándose si la política va a acompañar".

Puede gustar o no el andamiaje político de Javier Milei, pero con tres años en política, se transformó en un líder mundial. Ni Cristina Fernández de Kirchner ni Néstor Kirchner ni Mauricio Macri lograron tener este posicionamiento internacional y mundial. Muchos decían que, liderando Argentina, el libertario iba a ser un líder latinoamericano, aunque se han quedado cortos... Puesto que eso se terminó de confirmar en las últimas horas al eclipsar, a nivel mundial, al resto de los presidentes y empresarios presentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias