lunes 22 de abril de 2024 - Edición Nº1965

Nacionales | 2 mar 2023

Política

Apertura de sesiones ordinarias: un discurso en sintonía con lo que ha sido la gestión y, a su vez, incoherente con la realidad

Este miércoles, se desarrolló la apertura de sesiones del Congreso y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, llevó adelante un discurso inaugural extensísimo y despertó posturas críticas desde distintos dirigentes, fundamentalmente del ala opositora, quienes indicaron que su "plan es la impunidad".


A través de una alocución que se extendió durante casi dos horas, el jefe de Estado Alberto Fernández, dio por iniciadas las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación. Entre sus apreciaciones, el mandatario decidió apuntar contra la Justicia e hizo un repaso de su gestión, además de respaldar a Cristina Fernández de Kirchner luego del atentado sufrido el año pasado y el fallo adverso en el marco de la causa Vialidad. Además, se manifestó en contra de la Corte Suprema, por la cautelar dictada en relación a la Coparticipación. "La Corte le aseguró a la Ciudad recursos que no le corresponden", señaló al respecto.

"No hay ningún ataque ni embestida contra la Justicia", prosiguió Fernández. Al mismo tiempo, agregó que "la Corte tomó por asalto al Consejo de la Magistratura".

Además, sumó que durante este tiempo, ha escuchado "como una y otra vez" se criticó su "moderación", pero con la misma -sostuvo-, fue "capaz de enfrentar a los acreedores privados" y pudo "ponerle freno a los condicionamientos que el FMI le había impuesto al Gobierno anterior".

Luego, el presidente enumeró una serie de 'resultados' de su gestión: hizo hincapié en "el crecimiento económico de los últimos tres años"; agregó que se hicieron "2,5 obras públicas estatales por día"; festejó el "haber entregado 100.000 viviendas". Asimismo, señaló que "la alta inflación es un factor de desorganización de la economía". Y completó: "La Argentina es uno de los países que más creció en los últimos años".

A partir de lo escuchado, las críticas por parte de la oposición no demoraron en presentarse. "La desconexión del presidente Alberto Fernández en el Congreso con la realidad, es igual a las diferencias entre la narrativa de país feliz en su discurso y la cara de la derrota de él y su gabinete. Se va tocando el violín en su propio Titanic", opinó el secretario de Asuntos Públicos del gobierno porteño, Waldo Wolff. Y sentenció: "La única novedad de esta nueva mentira es que ahora usa la Cadena Nacional. La Coparticipación le corresponde a la Ciudad y la Corte fue muy clara. Ni un sólo recurso de los que nos corresponden sale de otras provincias. Mentiroso y patotero el presidente. Un stand up en un velorio".

Por su parte, Mario Negri sostuvo que "el kirchnerismo no sólo detonó la economía, sino que se está yendo del Gobierno demoliendo las instituciones públicas". A su vez, adujo: "Los ataques a la Corte Suprema buscan satisfacer a la vicepresidenta, que evidentemente jamás se da por satisfecha. El plan es la impunidad".

Además -y entre los comentarios más destacados por parte de los distintos integrantes de la oposición-, el jefe del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, lo catalogó como "un presidente bipolar" y precisó: "Le dijo corrupta a Cristina Kirchner y trató de ser su abogado en el mismo discurso".

Por último, desde la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional también se manifestaron luego del discurso del mandatario y resaltaron que sus declaraciones en lugar de "dar cuenta al país sobre el estado de la Nación", fueron aprovechadas "para dirigir un ataque hacia las máximas autoridades del Poder Judicial". Asimismo, el comunicado señaló: "Hacemos votos para que se reflexione sobre el daño que éstas actitudes ocasionan a nuestras instituciones, vitales para el funcionamiento de nuestra vida democrática".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias