martes 07 de febrero de 2023 - Edición Nº1525

Actualidad | 18 ene 2023

Economía

En la primera quincena de enero, la inflación se recalienta y superará el 6%

La medición del IPC-15 días, indica que la inflación se aceleró 0,8 puntos porcentuales en comparación con el dato de diciembre y actualmente alcanza el 5,9%. Con esta dinámica, el índice cerrará el mes con una variación por encima del 6%.


En los primeros 15 días del año, los precios volvieron a acelerarse y marcaron un incremento de 0,8 puntos porcentuales desde el dato recientemente publicado por el INDEC. En consecuencia, la inflación del último mes móvil se sitúa en 5,9%. No obstante, teniendo en cuenta la dinámica de las últimas semanas, enero cerraría en 6,3% - el dato más alto desde octubre-. En ese caso, la variación interanual se ubicaría en 99,3%.

Entre los rubros que más aumentaron, se destacan “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros Combustibles”, donde el nuevo tramo de la quita de subsidios impacta fuertemente en la tarifa de dichos servicios. Además, el incremento en “Transporte” se hizo evidente gracias al aumento en el boleto de trenes y colectivos en el AMBA de un 40%, mientras que los combustibles anotaron una suba promedio de 4%. Por su parte, “Mantenimiento del hogar”, mostró un significativo aumento debido al componente de los electrodomésticos. Mientras que, “Restaurantes y hoteles”, sector que tiene un gran factor estacional debido a la temporada de verano, presenta una variación mensual de 6,6%. Finalmente, el rubro de “Salud” se ve afectado por el incremento de 6,9% en las prepagas, acompañado del aumento promedio de medicamentos del 4%.

Lautaro Moschet, economista de la Fundación Libertad y Progreso, dijo que “la aceleración de los precios es el reflejo del rechazo hacia nuestra moneda. El mercado monetario sigue siendo inconsistente con el objetivo de bajar la inflación, dado que la base monetaria crece a un ritmo de 42% anual”. Además, agregó que “el precio de los regulados está mostrando una gran incidencia en los datos de enero”.

Santiago Casas, economista de la Fundación Libertad y Progreso, señaló que “no es de sorprenderse que la inflación se acelere ante el sinceramiento de los precios regulados, ya que estos indican que hay una inflación reprimida en la economía. La verdadera pérdida del valor del dinero, generada por la política monetaria del Gobierno, se observa ante la flexibilidad de las regulaciones”. Además, agregó: “La única garantía de pago que tiene el Banco Central para la deuda en pesos es la emisión monetaria. Eso afecta las expectativas, acelerando la caída de la demanda de dinero y generando más inflación”.

Emilio Prado, economista de la Fundación Libertad y Progreso, sostuvo que “la dinámica de los precios en la primera quincena de enero induce a una nueva aceleración que obstaculizará el objetivo de Massa de llegar a abril con una inflación 'con un tres adelante'. Los fuertes incrementos producidos en algunos rubros impactarán en el índice de este mes, dejando atrás el leve descenso de noviembre y diciembre, con lo cual no parece ser todo lo consistente con lo que quiere (y precisa) el Gobierno”. Y concluyó: “Con una excesiva emisión de pesos que impacta en el poder adquisitivo de la moneda y un persistente sesgo deficitario sin corregir (pese a los intentos de un ‘orden fiscal’), la tendencia de los precios seguirá siendo al alza como lo reflejan las expectativas de los agentes consultados por el Banco Central (REM), con proyecciones del 98% anual para este año”.

Para Aldo Abram, director de la Fundación, “la decisión del Gobierno de desacatar la medida cautelar que beneficia a CABA y que dictó la Corte Suprema, y de impulsar un juicio político a sus miembros, ha puesto a Argentina ante la posibilidad de una crisis institucional. Si se diera, con una economía tan frágil como la actual, se desataría una debacle monetaria, cambiaria y económica. Por eso no extraña que, desde ese momento, se haya acelerado la caída de la demanda de pesos y de su valor; lo cual se puede observar en la fuerte tendencia al alza de los tipos de cambios libres”. Por último, adujo: “Si esta situación se mantiene y, por ende, sigue la rápida pérdida de poder adquisitivo de nuestra moneda, la veremos reflejada en la inflación. Esto es lo que pasó con la huida del peso que tuvimos en julio, primero vimos una fuerte alza de los dólares paralelos y, luego, se reflejó en aumentos de 7% y más durante dos meses, con otros dos por encima del 6%".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias