martes 06 de diciembre de 2022 - Edición Nº1462

Actualidad | 16 nov 2022

Política

La salud del presidente: Está como la economía, un cuadro peor que el que nos cuentan

Este martes y en el inicio del G20 en Bali (Indonesia), Alberto Fernández preocupó a todos luego de haber sufrido una gastritis erosiva con signos de sangrado. Después de la descompensación, el presidente retomó la actividad y se reunió con Xi Jinping.


“El presidente Alberto Fernández fue evaluado médicamente y se diagnosticó una gastritis erosiva con signos de sangrado. Recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control médico”, rezó el parte médico emitido por la Unidad Médica Presidencial.

La descompensación de Alberto, que tuvo que ser trasladado en ambulancia al Sanglah General Hospital, se produjo en el hotel The Apurva Kempinski, cuando se dirigía al salón para dar su discurso.

Cuatro horas después de lo sucedido y bajo supervisión médica, el mandatario retomó la actividad para asistir a la bilateral programada con el presidente de China, Xi Jinping.

Sin embargo, hay gente de adentro y de afuera de la Casa Rosada que sospecha que, en realidad, al presidente lo aquejan "otros problemas de salud" y de "mayor riesgo". Asimismo, señalan que lo ocurrido en las últimas horas no se trató de “una gastritis”, sino de una “úlcera que produjo un sangrado y el episodio de hipotensión, junto al fuerte estrés que estaría padeciendo".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias