martes 06 de diciembre de 2022 - Edición Nº1462

Social | 13 nov 2022

Actualidad

El libro, “Inseguridad, el dolor de una provincia” de Diego Migliorisi, fue presentado en “Enfoque Social”

Diego Migliorisi, abogado, corredor inmobiliario y escritor, estuvo presente en una nueva edición del programa radial "Enfoque Social" con la conducción de Sergio Solon (por Radio Conexión Abierta, los jueves de 11 a 12) presentando su nuevo libro ‘Inseguridad, el dolor de una provincia’. “La construcción de cárceles no es una herramienta electoral atractiva y queda en el tiempo”, expresó.


“Lo que me motivó a escribir este libro es la problemática y el sufrimiento de la gente. Allá por el año 2005 nosotros sufrimos una experiencia negativa con ataques de diferentes bandas delictivas, en la provincia de Buenos Aires. 2004, 2005 y 2006 fue una época en la que creció el secuestro y mucha gente estaba amenazada y perseguida con ese tema. A partir de ahí nos replanteamos: nos quedamos, nos vamos o analizamos la problemática”, contó Diego Migliorisi, haciendo alusión a la experiencia personal que lo llevó a la creación de ‘Inseguridad, el dolor de una provincia’.

Y se explayó: “Desde ese momento, yo empecé a analizar a fondo la problemática. Ya son más de 15 años de estudio de la inseguridad y, después de explicar en el libro el porqué de la misma, llegamos a una hipótesis y a una propuesta concreta”.

Diego explicó que “el análisis del libro arrancó en el año 2007 porque las estadísticas oficiales están plasmadas en internet desde ese año". Y amplió: "Desde esa fecha hasta ahora tuvimos 10 millones de víctimas que han denunciado delitos”. Asimismo, adujo: “Después, queda el delito no denunciado que es un tema complejo porque la gente no denuncia por miedo y que la gente tenga miedo y gane el delito significa que gana la impunidad. Entonces, ahí está roto el contrato social y el contrato de confianza entre el Estado y la gente”.

Por otro lado, el abogado expuso la compleja situación carcelaria que hay en Argentina: “No hay estructura carcelaria. Si haces números hoy, en nuestro país hay 49.000 prófugos de los cuáles un 30% se calcula que son peligrosos -alrededor de 15.000 delincuentes-, pero representan a la provincia de Buenos Aires casi el 60%. Es decir que tenemos más de 5.000 delincuentes peligrosos que produjeron delitos en la provincia, que están dando vueltas por ahí”.

Y prosiguió: “A los prófugos nadie los busca, pero se necesita un proyecto integral y no parches. Están muy bien las fuerzas de seguridad, que tiene un rol de protección a la sociedad, pero sí colocan presos en las comisarías, éstas no se encuentran diseñadas para cuidar de ellos... Se terminan desviando de su verdadera función. Lo que vemos en las noticias es una pequeña parte de lo que ocurre en la provincia porque estamos entre 800.000 y 1.000.000 de IPP (Instrucciones Previas Preparatorias) por año. Más de la mitad de los hechos delictivos los producen delincuentes que circulan en algún tipo de vehículo. Si vos tenés a las fuerzas de seguridad ocupadas en cuidar delincuentes en comisarías y no las tenés en la calle realizando todo tipo de acto de prevención en forma constante y sistemática, el delincuente va a circular y a alguien se la va a pegar”.

Asimismo, Migliorisi aseguró que "hay que modificar la ley que permite a delincuentes salir antes de tiempo porque a veces, la decisión de un juez puede ser más abolicionista, pero también hay una realidad que no hay lugares en las cárceles y los jueces tienen que darles lugar a los delincuentes más peligrosos”. Y fue contundente: “Es una situación muy compleja. Lo que pasa es que la construcción de cárceles no es una herramienta electoral atractiva y queda en el tiempo”.

Por otro lado, el corredor inmobiliario dijo que “para terminar con la inseguridad hay que sacar a los delincuentes de la calle”, pero para que eso ocurra se debe “trabajar con un proyecto integral, una reforma de la justicia y hay que darle más recursos". Además, añadió: "Se tiene que salir a buscar a los prófugos, terminar con la puerta giratoria y reconstruir ese contrato social para que el miedo no lleve a la impunidad de no denunciar”.

Haciendo foco en lo implementado por el plan de la Ciudad de Buenos Aires, Migliorisi subrayó: “Yo creo que es posible que en la provincia se pueda hacer lo mismo que en la Ciudad, más allá de que el territorio es muy complejo. Venimos de 30 años de diagnósticos y políticas erradas en materia de seguridad porque si no, no hubiese crecido la inseguridad. Lo que primero se hizo en la Ciudad fue crear una fuerza realmente muy profesional y equipada, pero para eso se necesita presupuesto y capacitación permanente. La policía de CABA es una de las más reconocidas de la región y eso es una cuestión muy importante”. Y continuó: “El sistema de inteligencia de detección facial de prófugos es un tema muy polémico, pero yo me pregunto, sí hay un asesino que está prófugo y vos te vas a tomar un colectivo o un subte, ¿no querés que lo detecten o querés que sigan caminando al lado tuyo? Esto es polémico porque hay un fallo que considera que viola la privacidad de las personas. Los sistemas de detección facial pueden tener un margen de error pero, así y todo, yo prefiero que lo haya, pero que al asesino lo metan preso”.

Pese a esto, resaltó que lo “importante es continuar con un proyecto” y, en ese sentido destacó: “Hace 15 años que se decidió trabajar como política prioritaria la seguridad de los ciudadanos de la Capital Federal y se siguió por esa línea. Cuando trabajas a mediano y largo plazo, con coherencia y con un proyecto integral, se logra. Los delitos más comunes son los arrebatos, las amenazas (están transferidos), delitos informáticos, homicidios, robo a mano armada, delitos sexuales…”.

Más allá de recalcar que deben armarse cárceles, también hizo foco en la reinserción de los delincuentes: “Hay que trabajar mucho en la reinserción, porque cuando terminan la condena tienen que salir resocializados de la forma que sea. Actualmente, el régimen de reincidencia es muy alto, pero se puede corregir. Yo creo que el Patronato de Liberadores es un instituto que debería trabajar muchísimo en eso y el sistema carcelario debe cambiar, porque tampoco se puede hacinar a gente cumpliendo una condena y esperando que pasen los años sin producir ni hacer absolutamente nada”.

Por otro lado y refiriéndose al proyecto presentado por Diego Santilli para bajar la edad de imputabilidad en delitos violentos, de 16 a 15 años, opinó: “Cualquier persona, con la edad que tenga, sale con un arma a la calle, mata, roba o comete algún tipo de delito y tiene que ser apartada de la sociedad. Hay que separar a las personas, sean menores o mayores, que le generen daño a la gente honesta. No pueden estar juntos. Es incompatible. Esa es una forma de protección a la comunidad”. Más allá de sus dichos, contó que, entre todos los delitos mencionados durante la nota en ‘Enfoque Social’, “la delincuencia juvenil representa un porcentaje menor, es decir, no más de un 15%, pero eso no significa que no tengan la impunidad de cometer delitos”.

En el cierre de la entrevista, Diego Migliorisi habló del noveno libro que escribirá y que saldrá en el 2023: “Para el año que viene estamos pensando algo relacionado a la tecnología, al Real Estate, a los cambios que trajo la post pandemia y todo lo que se aceleró el comportamiento social y su afinidad con la tecnología. Será una cuestión muy importante lo que vamos a desarrollar porque es el camino hacia un nuevo segmento de servicios para la sociedad”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias