martes 06 de diciembre de 2022 - Edición Nº1462

Exterior | 3 oct 2022

Política

¿Lula perdió ganando y Bolsonaro ganó perdiendo?

Este domingo se desarrollaron las elecciones en Brasil que dieron como ganador, por el 48,25% de los votos, a Lula da Silva. Pese a la victoria del ex presidente, como no llegó al 50% requerido, habrá segunda vuelta el próximo 30 de octubre.


A diferencia de lo que marcaban las encuestas, que daban cuenta de que Lula da Silva podría ganar en primera vuelta con una diferencia de 14 o 15 puntos, Bolsonaro tan sólo quedó a 5 puntos (43,10%) y todo se resolverá en el ballotage.

En dichas elecciones, de las que hubo un 20% de la población que no votó -es decir 30 millones de personas-, se elegían los gobernadores de los 27 estados, 513 escaños de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado de 81 asientos. Por dicha razón, en las estrategias de ambos candidatos no sólo se deberá comenzar a tejer alianzas con aquellos que recibieron menos votos (Simone Tebet del Movimiento Democrático Brasileño y Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista, entre otros), sino también se tendrá que convencer a aquellos que no fueron a sufragar.

Con lo que ocurrido en la primera vuelta, se decanta en la interpretación de lo que tiene que ver con lo legislativo, es decir, el bolsonarismo (la derecha) va a tener mayoría tanto en el Senado como en Diputados. ¿Qué significa esto? Qué si se concretara el triunfo de Lula el 30 de octubre, él tendría muchas dificultades en el día a día para gobernar. Sería un presidente con una capacidad de movimiento acotado. En cambio, si Bolsonaro llegase a dar vuelta la elección, tendría una capacidad de movimiento superior, puesto que contaría con ambas Cámaras a su favor.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias