jueves 20 de enero de 2022 - Edición Nº1142

Exterior | 6 ene 2022

Internacional

Macron: el empleado del mes del Globalismo

Luego de que Emmanuel Macron, presidente de Francia, haya expresado que quiere “hacer enfadar a los no vacunados”, el Parlamento ha paralizado, por segunda vez, el proyecto de ley que transforma el Pase Sanitario en un Pase de Vacunación.


“Yo no voy a cabrear (hacer enojar) a los franceses… Bueno a los no vacunados realmente quiero hacerlos enfadar y lo seguiré haciendo hasta el final, esa es la estrategia”, fueron las palabras de Macron que causaron conmoción no sólo en la oposición sino también en la sociedad.

Luego de los dichos del presidente francés, el diputado por Los Republicanos, Jean-Louis Thiériot, ha expresado a través de sus redes sociales que “cabrear” no puede ser parte del “vocabulario presidencial” y aclaró que la ley “permite, prohíbe u ordena, pero no cabrea”.

Ante esta situación, el Parlamento -que debía votar este martes-, decidió suspender, por segunda vez y debido a la negativa de una amplia parte de los diputados, que se negaron a continuar con la sesión, el proyecto de ley que limitaría el acceso al ocio a toda persona que no posea el esquema completo de vacunación.

La nueva medida que se debate y que fue vetada por el Parlamento contempla, además del pase de vacunación, un endurecimiento en los castigos en caso de documentación falsa relacionada con el estado de la inoculación. También deja asentado que, ante la falsificación de un documento o pasaporte COVID-19, el involucrado podría ser multado con hasta 75.000 euros o percibir una condena de cinco años de cárcel.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias