jueves 20 de enero de 2022 - Edición Nº1142

Nacionales | 29 nov 2021

Política

"Las cartas de Cristina", capítulo 3. Hoy presentamos: “Yo no fui”

Mediante una misiva publicada el pasado sábado a través de sus redes sociales, Cristina Fernández de Kirchner cuestionó la “irresponsabilidad política” que tiene Juntos por el Cambio con respecto a la deuda con el FMI y resaltó que, a la hora de firmar un nuevo acuerdo, la última palabra “siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el presidente de la Nación”.


En la carta, titulada “de silencios y curiosidades. De leyes y responsabilidades”, la vicepresidenta habló de la “curiosa actitud” que mantiene “la coalición opositora” y manifestó que declaraciones como “no vamos a decir nada del acuerdo con el FMI hasta que Cristina no opine”, son moneda corriente en las redes sociales, los programas de TV o los portales.

Por otro lado, Cristina dijo que “cuando se busca el voto popular en elecciones libres y sin proscripciones, se debe ejercer la responsabilidad de esa representación”. Además, remarcó -muy a su pesar- que “a partir del 10 de diciembre y por primera vez desde 1983”, el peronismo “no tendrá quórum propio en la Cámara de Senadores de la Nación”.

En otro tramo de su escrito, la ex presidenta de la Nación se quiso lavar las manos (y volvió) a otorgarle toda la responsabilidad a Mauricio Macri por la deuda con el FMI además de desligarse y subrayar que, “como lo marca la Constitución Nacional”, la “lapicera” para firmar el acuerdo “no la tiene Cristina” sino que “siempre la tiene, la tuvo y la tendrá el Presidente de la Nación”.

Está claro que, ante estas declaraciones, la dirigente está "abriendo el paraguas" frente a los problemas actuales, como lo hizo con respecto a los que hubo durante su gestión y, por supuesto, por los ocurridos en el mandato de su marido Néstor Kirchner. Pero, además, se está desvinculando de los que sucedan a partir del futuro ajuste que surja luego del nuevo arreglo con el FMI.

A su vez, y pese a que lo agregó brevemente para que pasara inadvertido, habló de la “coalición opositora que ha ganado las elecciones parlamentarias celebradas el 14 de noviembre pasado”, en clara alusión a la victoria de Juntos por el Cambio ante el Frente de Todos.

Ahora bien, ¿por qué en vez de aceptar -muy acotadamente- el triunfo de JxC, no dice que quedaron a casi 10 puntos a nivel Nacional? ¿Por qué no reconoce que perdió en la provincia de Buenos Aires tanto como en Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Entre Ríos o en los bastiones peronistas? Ay, Cristina, ¿tan difícil es aceptar una derrota electoral y una sucesión de errores?

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias