martes 19 de octubre de 2021 - Edición Nº1049

Social | 7 oct 2021

Actualidad

Facundo Astudillo Castro y Fernando Báez Sosa, dos casos distintos de justicia injusta

Los casos de Facundo Astudillo Castro y Fernando Báez Sosa conmocionaron -y siguen haciéndolo- al país por cómo se presentaron cada uno de los asesinatos. A más de un año de lo ocurrido, la sociedad sigue pidiendo justicia, algo que hasta el momento, parece que habrá que seguir esperando.


Este miércoles, Juan Manuel Dávila, fiscal del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa y los abogados de la familia de la víctima (encabezado por Fernando Burlando) propusieron al tribunal de Dolores (que tendrá a cargo del debate oral) 150 testigos; mientras que la defensa de los rugbiers solicitó 120 días de instrucción suplementaria para llevar a cabo más medidas de prueba.

En la audiencia preliminar ante el Tribunal Oral y Criminal N°1 de Dolores estuvieron presentes el fiscal Dávila, los abogados de las partes, Fernando Burlando y Fabián Améndola, como representantes de los padres de Fernando; y Hugo Tomei, como defensor de los 8 rugbiers acusados de homicidio, quienes participaron -de forma virtual- desde la Alcaldía 3 del penal Melchor Romero. Tras la junta, se dio a conocer que el juicio sería antes del segundo semestre de 2022.

Mientras tanto, por el lado del caso de Facundo Astudillo Castro, el fiscal general de la Cámara de Casación Javier De Luca, solicitó que se aparte a María Gabriela Marrón, jueza federal bahiense que lleva a cabo la investigación de la desaparición y muerte del joven, alegando que “no practicó ninguna medida conducente” e incorporó a la causa “elementos que en lugar de esclarecer, entorpecen la búsqueda de la verdad real”.

De Luca acompañó el pedido de los fiscales Horacio Azzolin y Andrés Heim, quienes ya habían solicitado el apartamiento de Marrón, ante la Cámara Federal de Casación a través de un dictamen de 16 páginas. Los pedidos anteriores habían sido rechazados, en marzo, por la Cámara Federal y en abril por la Cámara de Apelaciones.

Facundo Astudillo Castro fue visto por última vez el 30 de abril del 2020, cuando salió de su casa de la ciudad bonaerense de Pedro Luro con destino a Bahía Blanca para ver a su novia. Tras ser interceptado por la policía por violar el aislamiento social que corría en ese momento, no se supo más nada de él hasta el 15 de agosto, cuando sus restos fueron hallados en la localidad de General Cerri.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias