martes 19 de octubre de 2021 - Edición Nº1049

Nacionales | 16 sep 2021

Editorial

¿Lluvia de renuncias o show de Cristina?

Podría tratarse ni más ni menos que de una nueva puesta en escena con estilo K. Porque todo comenzó con una reunión entre Alberto y Cristina donde no hubo insultos mutuos y además finalizó con una sonrisa. Así lo comentan quienes lo rodean, y ya están hasta agotados de tantos yerros de uno y otro en estos casi dos años de (NO) gestión del gobierno. Y lo llamativo o más llamativo es que todos los que presentaron su renuncia responden a ella.


Mientras todo esto comenzaba supuestamente a pasar, Alberto Fernández estaba en campaña y hasta almorzando un asadito (ellos si lo pueden comprar y comer pero para todos los demás, polenta) con un intendente llamativo del conurbano.

Por lo tanto, todo esto de ayer, podría ser claramente una jugada de último recurso para poder intentar al menos dar vuelta las elecciones en noviembre.

Siguiendo entonces el lineamiento de dicho intento, la idea sería la de mostrar o simular públicamente una suerte de peronismo libre. Libre de La Cámpora y de todo lo que sea K. Peronismo se escribe con P y no con K. Lo que los históricos y verdaderos peronistas vienen pidiendo a gritos una y otra vez. Aunque tanto unos como otros fueron claramente socios y cómplices. Basta con mirar las conformaciones de las listas de tantas elecciones o con solo empuñar boletas impresas en distintos años, como para ratificar lo dicho para quienes tengan problemas de memoria.

Con el condimento de mostrar, además, que el peronismo comprendió el mensaje social del 12 de septiembre, una caída histórica que posiblemente se repetirá de manera similar el 14 de noviembre, e intentar, a su vez, mostrar a un presidente viudo en términos políticos, para victimizar su figura, y así ser presentado como necesitado de apoyo y contención.

Y las renuncias fueron presentadas más que nada ante los medios... Y ninguna posee en su redacción la palabra que verdaderamente las convalida: "INDECLINABLE".

El súper objetivo de toda la jugada sería claramente la de conseguir el VOTO EMOCIONAL DE LOS POBRES. De aquellos que se revelaron de un modo que nunca se llegaron a imaginar. Intentan volver a engañar a los engañados durante tantos años por ellos mismos.

Paradojas de la vida y como si fuese un loco signo de la vida, todo esto comenzó a ocurrir justo un 15 de septiembre, cuando se festeja el Día Internacional de la Democracia. Justo una nueva jugada de quienes no la practican como se debe y que además guardan en secreto permanentemente de qué modo erosionarla para perpetuarse en el poder, lograr impunidad y disfrutar de las delicias materiales obtenidas por medio del ejercicio de la manipulación política habidas y por haber.

En definitiva, el tiempo lo dirá... Ya que, como siempre, es el maestro. Sabremos con el transcurso de los días si realmente todo esto fue una verdadera lluvia de renuncias masivas, o si por el contrario, es tan solo una nueva puesta en escena que apela a una novedosa manipulación social a modo de manotazo de ahogado, que tendría diferentes capítulos desde ayer y hasta el 14 de noviembre. Mientras tanto: ¡¡VOTANTES EN ALERTA!!!

Sergio Solon (Periodista - Director de la Agencia Expreso News)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias