lunes 14 de junio de 2021 - Edición Nº922

Exterior | 7 may 2021

Tremendo!

No tiene perdón de Artigas

En Uruguay, un empresario citrícola y diputado del Partido Colorado, que forma parte de la coalición del gobierno de Luis Lacalle Pou, admitió haber trasladado en ómnibus a sus empleados aún cuando eran positivos de coronavirus.


“No me compliques por esa bobada”, afirmó el diputado por el departamento de Salto Omar Estévez en una conversación que mantuvo con una empleada que decidió grabarlo, preocupada por la situación y la falta de cumplimiento de protocolos de la empresa.

En el audio, Estévez afirmó que sus empleados seguían yendo a trabajar con Covid-19.  “Yo tenía Belén (localidad de Salto) con ocho positivos en el ómnibus y nunca dejaron de trabajar”, dijo.

Días atrás, el legislador se había referido a la necesidad de empleados para levantar la cosecha. Los trabajadores del sector afirmaron que les preocupaba la cantidad de gente con Covid-19 en los ómnibus despachados con ese fin. Al respecto, Estévez considera en la grabación que se trata de una preocupación “estúpida”.

Estévez pidió ser recibido por la Comisión de Ética del Partido Colorado y por la bancada de esta fuerza en la Cámara de Representantes para explicar sus dichos y hacer su descargo.

Con menos de 3,5 millones de habitantes, Uruguay sumaba desde el comienzo de la pandemia 209.867 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 25.230 personas tenían la infección activa y 2.918 murieron por la enfermedad, según el último balance oficial, divulgado anoche. Al mismo tiempo, es uno de los países que más vacunas contra el coronavirus aplicó, con un ritmo “un poco más lento” que el de Israel, afirmó el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias