miércoles 12 de mayo de 2021 - Edición Nº889

Nacionales | 3 may 2021

Editorial

Jorge Enríquez: “No le daremos un cheque en blanco al presidente”


Desde marzo del año pasado sostenemos que es manifiestamente inconstitucional que el presidente gobierne por decreto. Los DNU son instrumentos de carácter excepcional que la Constitución le confiere al Poder Ejecutivo cuando sea imposible seguir los trámites ordinarios para la sanción de las leyes. El Congreso está funcionando y, por lo tanto, no se justifica esa reiterada violación del principio republicano de la división de poderes.

El presidente anuncia ahora que remitirá un proyecto de ley de delegación de facultades que lo habilite a él y los gobernadores a adoptar medidas en el marco de la emergencia. Es muy tardía su apelación al Congreso, pero siempre es mejor que este intervenga a que el propio Poder Ejecutivo legisle por su cuenta, al margen de cualquier autorización.

La Constitución prohíbe como regla general la delegación legislativa en el Poder Ejecutivo (artículo 76), pero la admite como excepción y con criterio restrictivo en materias determinadas de administración o de emergencia publica. Pero no es un cheque en blanco: debe tener plazo fijado para su ejercicio y determinar las bases de la delegación.

Nosotros hemos de someter el proyecto a un cuidadoso escrutinio. No le concederemos al presidente facultades para cercenar derechos en forma absoluta. No aprobaremos, en especial, el cierre indiscriminado de escuelas.

Los voceros del gobierno nacional hablan de un “blindaje” de las medidas del Poder Ejecutivo. Si tal es el propósito, no contará con nuestro voto. Ningún acto estatal puede estar blindado. Eso sería lo mismo que suspender la vigencia de la Constitución y someter los derechos a la discreción de los gobernantes.

 

Por Jorge Enríquez, diputado nacional de Juntos por el Cambio

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias