domingo 11 de abril de 2021 - Edición Nº858

Exterior | 25 mar 2021

Coronavirus

Rusia: en materia de vacunas, no hay dos sin tres

El Centro de Investigación y Desarrollo de Inmunizantes Mijaíl Chumakov de Rusia inició la producción de su vacuna CoviVac contra el COVID-19, la tercera desarrollada en el país, informó el Ministerio de Ciencia y Educación.


La principal diferencia con el resto de vacunas contra el coronavirus es que se trata de una “vacuna muerta”, es decir, que se basa en el virus inactivado, y por lo tanto, es incapaz de provocar la enfermedad. Según el Ministerio de Salud, se almacena a temperaturas de 2 a 8 grados, con una vida útil de seis meses.

En el primer semestre, el Centro planea producir 775.000 dosis. La ampliación de su base tecnológica, prevista para abril, permitirá fabricar al menos 10 millones de dosis de esta vacuna hacia finales del año en curso”, informó el ministro de Industria y Comercio de Rusia, Denís Mánturov.

A diferencia de las vacunas Sputnik V y EpiVacCorona, la CoviVac prevé la inyección de la segunda dosis dos semanas después de la primera inoculación. “Es un fármaco que, definitivamente, no tiene efectos secundarios”, subraya Ishmujamétov, que afirma que entre sus voluntarios no se ha observado “ninguna reacción adversa”, siendo el único posible efecto no deseado cierto dolor en el lugar de la inyección.

En cuanto a la efectividad proyectada del antídoto contra diferentes variantes de coronavirus, el científico indica que, al tratarse de una vacuna de virus completos, “la modificación genética o lo que se denominan cepas o tipos separados del virus no son significativos”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias