martes 21 de septiembre de 2021 - Edición Nº1021

Actualidad | 22 feb 2021

Coronavirus

¡Como cambian las cosas! Un informe de la ANMAT en 2009 desaconsejaba el uso del barbijo frente a pandemias

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnologia Medica (ANMAT) elaboró un informe en julio de 2009 en plena pandemia por Gripe A sobre el uso de barbijos, que se contradice con las indicaciones actuales para enfrentar al COVID-19.


La pandemia por coronavirus no da tregua en el planeta tierra y diariamente aparecen nuevas indicaciones para enfrentar la enfermedad, prevenir la misma mediante medicamentos y/o herramientas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud y, además, sobre las consecuencias más inmediatas y a largo plazo.

En Argentina, la ANMAT es el ente encargado de garantizar el cuidado de la salud, calidad y sanidad de todos los productos, procesos y tecnologías que se consumen o utilizan en medicina, cosmética humana y alimentación. En julio de 2009, en plena batalla frente al virus de la Gripe A, elaboró un informe sobre la utilización de barbijos, indispensable en la actualidad ante el COVID-19 pero “no recomendable” en aquel entonces.

Ante una situación de pandemia como la que estamos atravesando es importante conocer que el uso de barbijos está desaconsejado en forma generalizada. No es recomendable su utilización masiva entre la población que no presenta síntomas de la influenza, aunque sí lo es cuando se tienen síntomas de gripe para evitar contagiar a otras personas: temperatura, dolor de garganta y dolor de cabeza”, detalla el comunicado del 2009.

A su vez, informa tajantemente que “no es necesario usar barbijo si se está sano”. Y agrega: “El mismo solo debe usarse una vez y su vida útil es de 2 horas. Al regresar de la calle deberá guardarlo en una bolsa de plástico y tirarlo a la basura. Es peligroso reciclar un barbijo, ya que se pueden acumular virus en él, que no se irá con un simple lavado”.

Dichas indicaciones se contradicen con las actuales, estando frente a un virus con similares consecuencias en el organismo. Es más, el presidente de la Nación, durante sus extensivos discursos en plena cuarentena social, preventiva y obligatoria, se cansó de comentar que todos debemos usar barbijo y que estos reducen el contagio de la enfermedad, acompañado de otras indicaciones como el lavado constante de manos y el distanciamiento social.

Ademas, profesionales de la salud advierten sobre el uso de los barbijos en los más chicos, a raíz de la vuelta a clases. “Producen un descenso del oxigeno y un aumento del anhídrido carbónico, por lo cual bajan las defensas y se favorecen las enfermedades. Incluso hay neurólogos que dicen que puede provocar trastornos del neurodesarrollo de tipo irreversible”, explica en un medio nacional un médico pediatra con más de 55 años de trayectoria, quien añade que Pedro Cahn, infectologo y asesor del gobierno de Alberto Fernandez, también pensaba lo mismo.

¿Cuál es la verdad sobre el uso de barbijos? ¿Sirven o no son necesarios frente a la actual pandemia?

​​

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias