domingo 07 de marzo de 2021 - Edición Nº823

Economía | 14 feb 2021

Restaurantes en alerta: cerca de 600 bajaron sus persianas durante la pandemia

En el marco de una dura crisis que golpea al sector gastronómico a raíz de la pandemia, un estudio precisó que, desde que llegó el virus al país, cerraron cerca de 600 restaurantes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).


El dato fue dado a conocer gracias a una encuesta realizada por la ONG Defendamos Buenos Aires que, con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, puso énfasis en cuantificar los restaurantes que han cerrado en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires en los últimos 12 meses.

De esta manera, el estudio arrojó que, desde febrero del 2020 hasta la actualidad, "600 comercios han bajado la persiana", lo cual dio lugar a la pérdida de 6. 000 puestos de trabajo.

Un dato no menor es que, de ese total, 380 restaurantes eran de la Ciudad de Buenos Aires, mientras que los 220 restantes correspondían al conurbano bonaerense.

"Puerto Madero, Palermo Hollywood y Las Cañitas marchan al frente con la mayoría de los restaurantes cerrados en la Ciudad de Buenos Aires. Por caso en Puerto Madero, muy golpeado por la construcción del Paseo del Bajo que demoró las obras tres años, la cantidad de clientes mermó en un 50%. Cuando finalmente terminó la obra, llegó la pandemia que terminó de despojar a la zona de turistas y oficinistas", comenzó Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

Por otro lado, Miglino explayó que "en todos los barrios con restaurantes, tanto en los aludidos en la Ciudad de Buenos Aires como en aquellos que pasando la avenida General Paz se encuentran en la provincia de Buenos Aires como es el caso de Lomas de Zamora, Quilmes, San Justo, Ramos Mejía, San Martín, Morón o San Isidro, los alquileres de los locales son muy costosos y los barrios no logran reactivarse porque no cuentan con los clientes, turistas u oficinistas de antes de la pandemia del coronavirus".

Miglino concluyó diciendo que "en la mayoría de los casos, los propietarios de restaurantes y bares cerrados llegan a un acuerdo con los empleados, pero tratándose de 6 mil fuentes de trabajo que se pierden, el daño es inmenso y pasará mucho tiempo antes de que alguno de esos locales pueda volver a abrir con un mínimo de porcentaje de éxito comercial".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias